Basta ya.

Pues yo estoy harta.
Estoy harta de ser Laura, de ser Diana, de ser Marta.
Estoy harta. No quiero ser ellas.
Estoy harta de conocer a mujeres porque las han matado.
Estoy harta de que nos maten por ser mujeres.


Estoy harta de escribir cada cierto tiempo lo que me enfada el machismo. El fácil, al que se le ríen las gracias, el que encuentra diversión en abusar de una mujer de múltiples maneras y luego te llama feminazi.


El machismo de “a dónde iba sola”, “por qué se puso esa ropa” o “para qué se puso a hablar con él”. El machismo que decide según horas, vestimenta y maquillaje si te lo ibas buscando o no.


El machismo que te cosifica, el de “esto ha sido así toda la vida”, el de que el lenguaje no determina la conducta y el mismo que hoy ha matado a Laura.


Hoy soy Laura sin quererlo.


Hoy ninguna querríamos ser Laura.


Nunca nada se combatió dejándolo estar, siendo cumplidas o, casi peor, indiferentes.


Al machismo se le combate atacando. Desde el más sutil al más fuerte.


Para que no tengamos que volver a ser Laura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s